07 iunie, 2013

Poemas de Maria Postu

Traducción  al español por Prof CRISTINA MUNTEANU
http://niramartmagazine.espacioniram.com/poemas-de-maria-postu/




 
Traducción  al español por Prof CRISTINA MUNTEANU
1. El desvío

Soñé con desviar una manada de elefantes
Con adiestrarlos y que me llevaran al circo de los elefantes

Hacer volteretas, pasar a través de aros de fuego, y de noche,
por la noche, cuando los elefantes se reúnen para decidir mi destino
comer comida de elefantes
y vivienda de elefante
y  vida de elefante.
Ser azotada y recompensada ​​con aplausos,
olvidar a mis seres queridos, no tener tiempo de escribir,
preguntar si me habían olvidado o si tienen otra hija, esposa, madre,
amante.
Soñé con pagar por todos y por todo …




















2.ALTAMIRA

LEMA: “Una tarde del verano de 1879, el arqueólogo Marcelino de Sautuola descubrió una gran cueva sobre su propiedad en Altamira, en el norte de España”
Daniel Schmidt

- Señor jardinero, le dijo Don Marcelino a su amigo, el jardinero – porque sumiso no podía ser, pero ni en su dueño no se había convertido todavía, me gustaría ser mi testigo de mi expedición en Altamira. Soñé que estaba en un ruedo extraño rodeada de “toros” gigantes, de bisontes gigantes,contra quienes no podía luchar. El recuerdo de la fragancia de tus jardines me ayuda siempre a escaparme a tiempo, nunca me dió en la mano nada más que el perfume, la ilusión, la promesa de la gloria tardía, señor jardinero, con que semillas y donde cultiva su jardín que ni siquiera mis toros de Altamira lograron destruirlo, ni los bisontes rojos, ni las ciervas delicadas, los ciervos en cuyos cuernos llevan misterios eternos, ni los jabalíes que desde milenios están viviendo de la piedra de la cueva, usted, que no tiene miedo a nada, aislado en su jardín nacido del miedo y del silencio de la virtud y del pecado, siguiendo tranquilo su camino en la galaxia, como diría un astronauta del siglo XXI, pidale que me lleve de vuelta a mí también a Altamira, soñé que estaba desgarrado por los dientes de los bisontes rojos, vestidos con trajes académicos, llevando gafas sobre la nariz, acusandome de impostura y de falsificación, poniéndome en el muro del oprobio público, señor jardinero.


























3. PROTECCIÓN
Pero léeme por favor, sine ira et studio como si fuera una voz sin rostro, que ha prestado su espíritu a un ordenador que continúa escribiendo en mi lugar, incluso cuando yo veo a mi efímero cuerpo cuidandole discretamente las heridas que no se sabe por que secreta alquimia siempre llegan al papel de la impresora, léeme sin preguntarte si es demasiado tarde o demasiado temprano para mí,
si soy del ’80 o del ’90 o nada de todo eso, un pedazo de arcilla rodando sobre el teclado inmaculado del ordenador, la tentación de la vulgaridad, dirás,
Refrescando el azul, la viciosa sangre de la poesía, a través de una transfusión de savias, o de una transferencia de certezas en un momento en el que en los puestos de venta, yaciendo bellamente empaquetados los volúmenes de poesía espantan a sus indecisos lectores irradiandoles con su contagiosa incertidumbre


4. ME ESCRIBES DESDE MÁS ALLA DEL TIEMPO….
Tal vez ahora mismo entres en una batalla
Como entro yo por la mañana en el salón de té
Nos preparamos, estando a tantos años – luz de distancia
el uno del otro, para tomar el baño de la sinceridad.
A mí me traen la bandeja con los diarios y las cartas
Y encima de ellos un manojo de rosas enviado por un desconocido admirador
quizás eres tú él que me escribe desde más alla del tiempo
esperando conseguir tus mensajes algún día,
Cuando  nuestras estrellas se alinearán tranquilas una junto a otra
eliges de la panoplia tu mejor arma
para el estado de ánimo de hoy
olvidándome la quien no va a esperarte
por la noche cuando regreses de la batalla
como si fueras a una reunión con tus amigos,
olvidandote de mí
acordante de mí por la noche,
cuando estás demasiado ocupado en escribir una balada
de las damas de antaño,
quién soy yo para entrar por la puerta principal de tu poema,
no lo sé,
e incluso ahora, al final del día, el cartero me trae otra carta,
la balada que me dedicaste hace varios años luz de distancia
me ha llegado y tengo que preparar las maletas para ir a verte….






5. Vienes en las cartas
Vienes en las cartas
de los no escritas, flotando en el agua en busqueda de ruletas seguras
o de aquellas que se ganaron fortunas
y arruinaron palacios
tu bata escondiendo antes trucos baratos
ondea como una bandera vencida,
y las manos que te buscan
tropiezan en las sombras y en los nombres de quienes te deseaban y no tuvieron el privilegio
de poseer tu alma
porqué fuera yo la elegida,
Hice acrobacias en el frágil puente entre  el sí y el no
me derrumbé ante los ojos de los espectadores,
no evité la hoja de tu cuchillo
cuando en el último espectáculo no diste en el blanco,
y nadé con los delfines al atardecer
recibiendo con el azúcar prometido
una gota de veneno.


Vienes de los cuadros con los que soñaban
los pintores arruinados en Moulin Rouge
tengo las manos manchadas de todos los colores
que deslizán por tu rostro cansado en la mañana,
estoy esperando la sentencia por el delito de no haber podido venderte
a cambio de una copa de vino y de una cama caliente,
por el delito de haberte crucificado en un naipe
imprimido una sola vez
y con el cual juego cada noche
apostando todo  nuestro pasado común
y este futuro que estoy vendiendo en dosis pequeñas
a los jugadores cuyo tiempo se acabó.
Sorry, the comment form is closed at this time.